Avatar

 


 

Toda una experiencia visual. Nota: 9,0.

 

 

Quién no ha oido hablar de Avatar? Por muy poco cinéfilo que se sea, ha sido difícil no haber oido de ella o haber visto alguna escena sobre todo en este último mes. Y es que no es de extrañar, ya que el largometraje tiene diversos aspectos llamativos y particulares que no pasan desapercibidos, tales como que sea James Cameron quien la dirige, y el dineral que ha costado su publicidad. Pero para dineral, el que se ha dejado para su producción, todo ello para conseguir un sistema de imagen que haga difícil distinguir una escena real filmada con personas a una diseñada por ordenador, ya que en muchos casos es la fusión de ambas, que en este caso rebosan de una armonía y sincronización inéditas.

 

"Avatar", peculiar y ambigua palabra que segun el ámbito y contexto implica un término u otro. Mientras en el mundo de los bits es la imagen o ícono que representa a una persona en relaciones por Internet o entornos virtuales compartidos, siendo también un término hindú que se refiere a la encarnación terrestre de un dios... en este caso nos encontramos con unos entes capaces de ejercitar los movimientos que una mente humana procese y ordene, consiguiendo un efecto de acción física mediante el pensamiento, similar a lo visto en "Los sustitutos".

 

La película transcurre en Pandora, mundo ajeno a la Tierra, allá por el 2100 y pico, donde la civilización de los navi´s que vive pacíficamente en su habitat puro y lleno de exótica naturaleza, es invadida por las tropas de militares y científicos, que pretenden explotar los yacimientos del suelo sobre el que se asienta su poblado valorados en muchos millones de la vigente moneda.

 

Curiosamente, oí días antes de verla el comentario de que se asemejaba su historia a la de "Pocahontas", y ciertamente tiene aspectos en los que puede recordar a la película de Disney.

 

 

Contamos con el marine Jake Sully, un soldado parapléjico que se ha apuntado a la aventura suplantando a su fallecido hermano de genética similar, para llevar a cabo la misión de conocer a fondo e informarse de todo lo posible de la civilación de Pandora. Con su avatar, descubrirá todo un mundo nuevo corriendo, saltando, volando, cazando... cambiará el chip totalmente de la visión e imagen que tiene de la nueva raza hasta el punto de suponer toda una pieza clave en el esperado conflicto que se da lugar, entre ambas civilizaciones.

 

La verdad es que si no la podéis ver en 3D tampoco os perdéis mucho, así al menos tendréis las escenas con más luz y los colores más vivos aun, que son de agradecer, sinceramente.

 

Sin relleno, más de 150 minutazos que te trasportan a otro mundo, donde toda vida es valorada por igual y se vive más feliz sin tanta tecnología ni objetos bélicos de por medio. Los paisajes son preciosos, la acción es de aplauso, la música y efectos sonoros de quitarse el sombrero y la calidad de imagen tanto la real como la virtual como las combinadas, son de admirar. No sé si el gasto económico supondrá toda una amortización pero lo que sí sé es que el resultado es un gran logro en la trayectoria y filmografía de J. Cameron, y habrá sido todo un honor para los del reparto poder participar en el proyecto de la misma.

 

La unión hace la fuerza, y se es más fuerte que el otro cuando tu corazón de guerrero te hace gritar más fuerte que nadie. Da igual que empuñes arcos rudimentarios contra blindajes modernos, todo enemigo tiene un punto débil y el valor de unos cuantos puede debilitar hasta la más armada de las ofensivas. A campo abierto, en pleno bosque, en los cielos, montañas de por medio, animales, armas, naves, caballos, lobos, abuelos de flor, raíces, trenzas, máscaras, colores reactivos, pinturas de guerra, aves de guerra, árboles milenarios que interconectan,... aquí todo vale.

 

En serio, si os gusta el cine y podéis... id a verla. Os la recomiendo. De lo que no hay duda es de que en taquilla está teniendo muy buena acogida, todas las sesiones completas.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar