Crepúsculo - Luna nueva

 


 

Dinero desperdiciado en taquilla. Nota: 4,0.

 

 

Menudo tostón me tragué el otro día, en forma de largometraje. Más de dos horas de un transcurso lento lento y lento.

 

La primera parte de la saga, que lleva el mismo nombre que la misma, no me supuso ni alegría ni amargor, era pasable, pero es que esta vez se han lucido y bien. Digo lo mismo que cuando la de Harry Potter por si algun o alguna friki del libro me asalta: Me es indiferente que haya sido fiel o no, a la hora de adaptarse, yo vengo a criticar la película, no el libro.

 

Es de esas sagas, que arrastran a más gente de la que creo que merecen, los hay que se vuelven locos completamente cada año con la llegada de sus adaptaciones a la gran pantalla. Supongo que se quedarán necesitados de consolación después de ver esta segunda parte.

 

Seguimos en la línea que tiene tirón juvenil, más de lo mismo. Por un lado tenemos al hombre-lobo-indio aka "cuerpo masculino machacado en gimnasio para cuando haya que quitarse la camiseta y luego pasarse media peli sin ella", en efecto, estoy hablando del Jacob ese que compensa su feo rostro con un cuidado tronco, un diálogo no muy logrado a la hora de autodefinirse como "hermoso" en una de las conversaciones, y todo ello representando a un licántropo bien depiladito, bien bien... vamos bien. Coherencia rebosante.

 

Luego está la empanada de la protagonista, que anda calentando a sus dos pretendientes mientras va de uno a otro cual veleta, haciéndose de rogar y querer, y andar perdida entre tanta historia, tratado y leyenda. Poco creible su actuación de cuando se entera de que el Jacob es lo que es, que se asemeja mucho a la de la primera parte cuando se entera de que el otro es un chupa-sangre.

 

Turno para Edward, el enamorado de los Cullen de la prota despistada sinsan, que se gasta una planta supuestamente guapísima segun las masas subjetivas seguidoras de la saga mientras que yo por más que le miro solo veo a un pálido y delgado feucho que encaja como vampiro pero no como guaperas. El personaje suyo apenas aparece, y es más soso que cualquier otro, diálogos secos y breves, caracterización plana,... parecía actuar sin ganas.

 

La historia, pues intenta hacer un simil de "Romeo y Julieta" bromeando con la aparición de la propia obra dentro del transcurso de la película, y es que te pasas las dos horas viendo como una chica no se decide si uno u otro, luego resulta que él se aleja porque aun queriéndole sus orígenes y/o familias no son compatibles, chica gusta a chico, chico gusta a chica, chico cree que chica haber muerto, chico querer morir ya que chica haber muerto, chica rescata a chico, chico no se suicida pero se aleja de ella igualmente, chica no quiere alejarse y chico concede oferta a chica.

 

Que conste que la fui a ver por acompañar, no porque me entusiasmara. Contaba con algo que no fuera a hacerme mucha gracia pero no pensé que fuese a ser tan mala por dios.

 

Lo único que me hizo gracia durante toda la noche fue el comentario de "las palomas" de una "Gran Hermana" en la sala del cine, y el viaje con una "gran amiga" poniéndonos su música a todo volumen en la ida.

 

¿Pero qué narices tiene la historia para que guste tanto?

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar