Donde viven los monstruos

 


 

Adaptación del clásico cuento fantástico de Maurice Sendak. Nota 6,5.

 

 

Originalmente, el cuento que adapta y en el que se inspira está pensado para el público infantil, un cuento para niños aunque la historia no resulte muy infantil que digamos. Quiero decir, que una de dos, o está adaptada de manera más adulta para abarcar más público y espectadores, o sencillamente el "cuento para niños" no es tan "para niños", ya que hay muchos aspectos que seguro que muchos niños no logran captar, y menos aun entender.

 

80 minutos de fantasía, me han hecho acordarme de películas como "El laberinto", donde los personajes son muy pecualiares y extraños, son lo más tierno del mundo como de pronto se vuelven unos seres inestables y peligrosos a los que conviene no enojar.

 

Sin apenas recurrir a efectos digitales, jugando mucho con la caracterización a base de trajear a personas reales con grandes disfraces, muy buenos y diversos paisajes, en una escena te encuentras entre árboles altos y húmedos en pleno bosque oscuro, y en la siguiente quizá estés rodando duna abajo por el desierto seco y soleado, playa, montaña, ciudad, islas, mar, casa, cabaña, rocas,... aquí todo vale.

 

En los Globos de Oro está nominada a la mejor BSO. Con título original "Where the wild things are" protagonizado por Max, un desobediente niño que es enviado a la cama sin cenar y que crea su propio mundo imaginario cuando se manifiesta y rebela contra su familia. Las criaturas con las que imagina le llegan a considerar líder de su grupo, y dejando que sea él quien haga retomar la felicidad en todos.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar