Legión

Cambios de bando entre los soldados del cielo. Nota: 6,5.


 

Un ambiente que me recuerda a Constantine, unas alas que me recuerdan a Miley Cirus (aaagghh...), una invasión digna de película de zombies y una gasolinera en el culo del mundo cual escena de película de terror típica.

 

El mundo se va al garete, resulta que nuestro supremo de los cielos se ha cansado de nuestras vidas y no está por la labor de preservar nuestra existencia ni supervivencia. Pero por suerte contamos con la ayuda de un ángel que no piensa igual que el rebaño, y decide proteger el nacimiento del que se supone que será el salvador y una nueva etapa vital para la humanidad. Humanos inocentes se ven implicados involuntariamente desde el momento en el que les roban sus cuerpos las almas en pena que pretenden acabar con dicho bebé que está por llegar.

 

Balas, muchas balas es lo que necesitan nuestros guerreros desde su improvisado fuerte en medio del desierto para combatir contra los enemigos que se les acercan desde la carretera tranquilamente, que no son pocos. En un momento dado le están dando la vuelta a un coche con el impacto de un bazoca a modo de barrera para los demás y en otra escena tienes a un niño aparentemente inocente delante de ti, dispuesto a arrancarte la yugular tras enseñarte sus afilados dientes, al no ser que seas más rápido y aprietes el gatillo a tiempo.

 

La anciana muy hecha quiere un filete poco hecho, es oler su EuskoLabel y es que se sube por las paredes!

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar