Megamind

Tenerlo todo es no tener nada. Nota: 6,9.


 

Otra de animación tipo "Shrek" en la que combinar y mezclar comedia infantil junto con chistes para adultos.

 

Megamind surge de una coctelera en la que se echaron varios films o sagas, tales como Superman o Batman. Y es que hay escenas con gags inspirados en ellas, al igual que en otras.

 

Con diálogos graciosos y creatividad en todo momento, Megamind llega a cubrir el vacío que implica un rato de entretenimiento no saciado, dejando de lado el aburrimiento y consiguiendo que sonrías mientras la disfrutas aunque no te "partas la caja".

 

No se puede ser un villano si careces de héroe que te impida dominar lo que pretendes. Demasiada inteligencia que de no ser utilizada para un fin enorme estaría desaprovechada. Impulsado por la sociedad a convertirse en "el malo", Megamind se pasa al lado oscuro en Metro City y por circunstancias de la vida se crea un monstruo sediento de destrucción al que se deberá de poner freno y se pretende proteger la integridad de una ciudad anteriormente sometida a ser el escenario entre el bien y el mal.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar