Repomen

Más te vale seguir pagando la prótesis... Nota: 7,2.


A ver, que os tengo un poco abandonados con tanto trabajo y con este mes tan ausente como de costumbre. Es que Agosto es lo que tiene. Os traigo otra entradita de cine para darle vidilla a la web.

 

Curiosa y simple. Me parece tener un toque original.

 

El argumento gira entorno a una empresa del futuro, la cual tiene un sistema de órganos y prótesis para los humanos capaz de solventar nuestros problemas de salud o simplemente mejorar su estado. Desde un menisco en la rodilla, hasta un potenciador de oido, como también por ejemplo un corazón. Todo parece ser reparable.

 

Jude y Forest son dos "recuperadores", los mejores de hecho. Los costes por disponer de algunos de los órganos son enormes, y a pesar de poder pagarlo financiado a plazos, existe una cláusula en el contrato que firma el paciente que indica que en caso de demora y deuda en el pago al de ekis tiempo, la empresa puede recuperar el dispositivo, órgano o prótesis instalada en dicho paciente, sea o no vital. El problema viene cuando es a uno de ellos a quien le implantan un corazón artificial, y sufre un brusco cambio de humor bañado en empatía solidaria la cual le lleva a girar la historia y el sentido de su trabajo totalmente del revés.

 

Tan fácil como llegar, encontrarte, dormirte, abrirte, extraerte, cerrar, cicatrizar rápidamente con una silicona especial y de vuelta al almacén para devolver el aparato no pagado.

 

Con final inesperado, y con pizca de acción, compañerismo, sentimientos y risas. Pero sobre todo acción y trama inquieta, un suspense protagonizado por una constante persecución. Con salpicaduras estilo Blade, y futuro desastroso como en muchas otras del género.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar