Star Wars - El despertar de la fuerza

La llamaron "el despertar de la fuerza" porque "la mejor de las siete" ya estaría cogido. Nota: 8,5.


 

Artículo SIN SPOILERS.

 

Primera entrada de 2016. Primera en mucho tiempo. Primera escrita desde mi propia casa. Esto último es en gran parte el motivo de que apenas haya escrito últimamente.

 

Han pasado bastantes días desde que la vi en el cine. Ha sido y es uno de los trending topic sin lugar a dudas, y uno de los momentos más esperados del año 2015. Ya seas un megafrikifan de la saga como si eres un simple espectador, es difícil no sentirse arrastrado por la marea que conlleva, sobre todo si ves algo relacionado por todos lados, en todas las redes sociales, en la calle, en las tiendas, en la tv,...

 

La película es buena. Muy buena. Me costaría creer que puedo encontrarme alguien objetivo que dijera que es mala. Puede gustar más o menos como secuela, pero la película en sí como largometraje de ciencia-ficción y acción es un deleite y está muy lograda visualmente.

 

Que la mayoría del reparto principal fuesen caras nuevas o apenas conocidas me parece todo un acierto. La duración óptima. La música y efectos de quitarse el sombrero.

 

Te ofrece una historia global a partir de entrecruzar varias historias secundarias, actos que de primeras parecen poco importantes acaban ganando protagonismo y suponen una gran repercusión en el guión y el transcurso del argumento. Consigue atraer a las nuevas generaciones con curiosidad y también contentar a la generación que se crió o nació con los primeros episodios, y debido a ello mantienen un sentimiento especial a modo de vínculo, sobre todo si eres de esos en los que ya desde pequeño se escondía un pequeño friki en potencia esperando a poder ser adulto y expandir sus aficiones con la ayuda de Internet, entre otros medios.

 

Quien lo gozara con las otras trilogías, imposible que no disfrute con esta puesta en escena y popurrí de referencias o guiños, a la par que como ya digo, de la película en sí misma.

 

Amado y odiado a partes iguales.

 

Si en su día alguien adoraba a Vader por ser el malo malote y con ello desatar un puntito de rebelde a la hora de decantarse por la Luz o el LadoOscuro, a partir de ahora un nuevo villano tomará protagonismo (aunque nunca jamás llegará al nivel de repersución de Vader, para eso necesitaría décadas y haber supuesto una novedad cultural).

 

Kylo Ren, quien repite tendencía de taparse la cara con una máscara pero aporta un detalle innovador que vuelve locos a los fans más fieles, una espada con arriaz, algo nunca visto hasta ahora. Luego no pueden faltar los entrañables troopers, el copiloto peludo, naves haciendo giros imposibles, un Halcón disparando, el poder de la fuerza como arma,...

 

Particularmente prefiero a Kylo antes que a Darth, porque este último me resultaba algo soso, abuso del rollo "misterioso señor que va de negro y habla grave". En este caso nos encontramos un personaje quizá menos maduro pero más dinámico, al que tampoco le tiembla la mano cuando se empeña en algo y que resulta más activo en las escenas, más real y no tan teatral dramático.

 

Es difícil intentar comentar algo interesando de ella sin soltar ningun spoiler, pero como ya he dicho, podeis leer tranquilos, de hecho quien sea asiduo a este lugar sabrá que rara vez suelto alguno (y en este caso tendría mucho más delito).

 

BB-8.

 

Supone el vínculo perfecto para terminar de mostrar los personajes ya conocidos, como para ir metiendo a los nuevos en escena. BB-8 es el nuevo robot que resulta gracioso, uno de los ejemplos.

 

JJ Abrams sabe hacer las cosas muy bien. Ya sean series o películas. Se ha convertido en toda la celebridad y deidad en el panorama friki y a él le debemos muchos recursos frikis de nuestra trayectoria cultural.

 

Poco más añado, me conformo con esta pequeña referencia a una película tan hablada por todo el mundo, y vista por muchos. Totalmente recomendable, como era de esperar.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Comentarios   

 
0 # Malkavian 07-01-2016 11:04
Me gustó, pero le veo una gran pega. me quede con la sensación de que no han hecho 3 películas, han hecho una ya la han partido en 3. Está peli queda demasiado inconclusa y se puede ver como la introducción de una película y no como una película en sí. En segunda veremos el desarrollo de la trama y en la tercera veremos el desenlace.

Lo mismo pasó con el Hobbit, aunque en el Hobbit era mucho más evidente y les sobraba metraje por todos lados... A esta no creo que le sobre metraje pero te deja a medias.
Responder | Responder con una citación | Citar