Toy Story 3

 

La guardería quizá no sea una buena idea. Nota: 8,1.


 

Pixar vuelve a la carga con sus particulares juguetes para traernos una aventura llena de drama, amistad,... y risas, sobre todo risas. Bueno en algunos casos "sonrisitas".

 

Andy se ha hecho mayor y va a ir a la universidad, y ya no tiene edad como para andar jugando con muñecos, así que decide guardarlos en el desván junto con el resto de trastos. Pero el destino y sus jugarretas llevan a nuestros protagonistas a ser los "juguetes nuevos" (los recién llegados) en una guardería cercana del barrio.

 

Lo bueno de dicho lugar es el ambiente y las apariencias del estilo de vida que les depara el sitio, pero las apariencias engañan y no todo es lo que parece. Se verán metidos en una trama y unos planes poco agradables en comparación a la rutina a la que Andy les tenía acostumbrados. La mejor solución será escapar de esa odisea llamada "guardería" sí, ¿pero cómo?. Parece fácil pero no lo es.

 

Omitiendo toda la labor gráfica ya que Pixar nunca desciende y siempre mejora su propio listón, nos encontramos ante una divertida película llena de detalles tanto en lo visual como en los diálogos. Soy poco serio, pero normalmente no me rio en el cine ni con las películas de comedia, en cambio, los 90 minutos de animación me han hecho soltar unas cuantas carcajadas y es que ciertamente tiene chistes y momentos muy muy curiosos, que encima divierten a pequeños y mayores.

 

Un aplauso también para los responsables por currarse versiones de ciertas escenas, en las que los textos escritos (como por ejemplo una carta de Ken al final o los títulos de destino en las cajas de mudanza) estaban en castellano, lo cual es todo un punto a favor sobre todo teniendo en cuenta que la película la verán muchos niños que no llegarían a comprender el inglés de la escena oficial, supongo.

 

OOOOoooohhhhh.... el gancho.... Pero sobre todo, el mono es la clave! Para cuando TS4?

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar