Transformers - La era de la extinción

Michael Bay en todo su esplendor. Nota: 6,6.


 

Llevo meses con los logos de Autobot & Decepticon en el fondo de pantalla de bloqueo del móvil. Llevo un llavero con el logo Autobot como único acompañante de la llave del coche. Mi novia va y me trae de recuerdo de sus vacaciones un avión transformer. Por si aun no aun no se me ha entendido, la saga fílmica de Transformers me encanta.

 

Pero ey! Ojo. Por qué consigo ser objetivo y mantener el margen de fanatismo? Por qué puedo verle lo bueno y lo malo al mismo tiempo? Pues porque por encima de todo me considero un cinéfilo, y en mayor o menor medida me inquietan los detalles más allá de los básicos y aparentes. Puedo tener claro que son películas malas y totalmente palomiteras pero igualmente disfrutar de ello.

 

Es a lo que siempre me remito: valoro esta película como película de Transformers, no como una película a secas.

 

 

Una historia nueva. Un argumento con más contenido que las anteriores. Un prota diez mil millones de veces mejor que Labeouf (no porque sea Mark, con tal de que no fuera Labeouf me valía). Viene bien que sea de metraje largo (superando los 150 minutos) para así poder dejar sitio a las escenas normales y dar pie a diálogos e historias personales de los protagonistas, además de así no dejar con la sensación de que se reduce todo a explosión tras explosión sin tiempo a nada más.

 

Dirige Bay = pirotecnia asegurada. Y eso es algo que me gusta. ¿Por qué? Porque sé a lo que voy y lo que me espera, y es lo que busco. Chispas, transformaciones, acción, saltos, disparos, bombas, slowmotions, CGI a tope, explosiones con chispas, infraestructuras destrozadas, música sobrecogedora y derroche de pañon pañon.

 

Optimus ahora parece haber hecho dieta, menuda cinturita se nos gasta. Parece que escanear nuevos trailers de cabina moderna le sienta bien. Cambia su contundente rifle por una espada dándole una estética de caballero, más aún cuando cabalga sobre un domado Grimlock que incluye a los Dinobots en la partida.

 

 

Me gusta que gran parte de la historia transcurra en zona oriental, para no estar siempre en territorio yankee. El nuevo equipo Autobot no mola más que el anterior, por mucho que salga un Veyron haciendo de samurai.

 

La llegada de la nave del mismísimo Lockdown y ese ambiente enemigo me recordó mucho a las apariciones de los villanos de "El hombre de acero" en la Tierra. Más liadas en autopistas, más edificios venidos abajo, y una corrupción económica que por poco nos cuesta la supervivencia humana. Y todo gracias a que Mark fue al cine. Así que... id al cine chavales, o se morirá todo.

 

No, es broma, seguid bajandoos lo que querais que las entradas están muy caras, os entiendo. Jajaja... a lo que iba, que la película no es ni mejor ni peor que las anteriores, simplemente diferente. Tiene la misma esencia pero consigue hacerte disfrutar de manera como nunca habían hecho antes las otras 3.

 

Digna de ver en un gran led con sonido DTS, poco más puedo añadir. ¿Y tú? Te has quedado con ganas de más transformio? No te preocupes, en 2016 volverán justo antes de las Tortugas, como en este año.

 

Ficha en IMDb

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar