Mi primer voto (Parte 2)

Muy contento con los resultados a nivel general.


 

Tras ver a grandes rasgos los resultados, se puede observar como el PP pierde fuelle y acaba pasándole factura tanta corrupción y demás actos despreciables.

 

Donde más atención se tenía puesta es en la alcaldía de Madrid, la cual ha estado pendiendo de un hilo gracias a todos esos simpáticos que siguen incondicionales a los populares a pesar de sus acciones a lo largo de estos cuatro años, pero por suerte para los demás podemos mandar a "andar en bici" a la andaluza, la valenciana y la del GTA.

 

Para la de Vizcaya me incliné por Podemos. En lo referente a Basauri, opté por el PNV, el cual ha salido de nuevo vencedor, como era de esperar. Me alegro.

 

Me alegra saber que la batuta está más repartida, que hay gente con ideas nuevas y mente fresca. Esperemos ir notando cambios en nuestro país de aquí en adelante, y sobre todo a partir de las próxima Generales que seguro también armarán revuelo y sorpresas.

 

¿Por qué la gente es tan reacia a la hora de confesar su inclinación política? Es algo que siempre me ha llamado la atención. Tendemos a juzgar o categorizar a una persona en cuanto sabemos a quien vota o incluso a veces nos atrevemos a suponer por quien lo hace sin llegar a saberlo con certeza.

 

Cada uno es libre de simpatizar con quien sea. A mi me da igual si eres un borroka euskaldun rebelde como si eres un españolito pijo mimado, mientras me respetes cada uno por su lado y punto. Me recuerda a la absurda tendencia yankee de diferenciar entre "republicano" o "demócrata", como si eso le hiciera mejor o peor persona.

 

Como ya dije en la anterior entrada, no busco polémica ni fomento de ningun partido. Es sólo que a día de hoy sigo con la curiosidad de querer entender a los que siguen fieles a pesar de las circunstancias, como si hubieran firmado un pacto vitalicio sin posibilidad de modificarlo. Es que me parece sorprendente la cantidad de votos que ha tenido en total el PP, la cantidad de gente que no espabila ni con hostia casi a diario. ¿Síndrome de Estocolmo? ¿Masoquismo simplemente?

 

Hablando de Estocolmo... muy buena la canción y puesta en escena de Suecia en Eurovisión! Bien merecida si señor.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar