Como conocí a vuestra madre

Una serie LEGEN...


 

Finaliza una de las series sitcom más vistas en la última década. Cierra su etapa y trayectoria (pendiente de spin-off o paralela) tras 9 temporadas, de veintipico episodios de unos 20 minutos de duración.

 

Es de esas series que marcan con la etiqueta del personaje al actor que le da vida. Da igual que Neil Patrick Harris hiciera de "Médico precoz" y mantenga la misma cara, o que se codee en cien secuelas con "Pitufos". Siempre será reconocido como "Barney". Alyson se hizo famosa tocando la flauta en "American Pie" pero siempre será Lily. A Jason, Cobie y Josh no se les conocía tanto antes de esta serie, razón de más para que se queden de por vida con la etiqueta. Por mucho que algunas trabajen de aquí en adelante para SHIELD y el entorno MARVEL...

 

¿Qué tiene esta serie para que funcionara tan bien? Chistes fáciles sobre los aspectos habituales de la vida y las relaciones amistosa-sexuales de la misma. Tópicos puestos en práctica y un sin fin de referencias a otras situaciones, películas, series, canciones... en definitiva hay momentos en los que hasta el más cultivado en cultura tiene que estar espabilado para no perderse el homenaje o mención a alguna obra, en todos los aspectos del término.

 

 

En ocasiones resultaba repetitiva o monótona, además de previsible, pero lo compensaba con sus 20 minutos por capítulo que pasaban deprisa, aliñando las escenas con infinidad de cameos de famosos y en algunas ocasiones enlazando asuntos de la trama atemporalmente, creando a su paso una estructura y esquema más complejo que la simple línea consecutiva y secuencial demasiado fácil de seguir y ubicar.

 

Iconos repartidos por toda la serie a modo de tesoros sueltos en un mapa de videojuego, tales como la trompa azul, el manual de juego para ligar con tretas épicas, las bofetadas racionadas, el colgante enterrado, el Empire State, el paragüas amarillo,...

 

... Y otros elementos no tan repartidos sino coprotagonistas como el Bar McLaren´s de NY, los trajes de Barney, el sofá de Ted, las conversaciones/discusiones de Lily y Marshall, los vaivenes amorosos de Robin, alguna chica con la que ligar,...

 

En definitiva, he disfrutado mucho con este proyecto y me alegro de que por fin se le haya puesto fin y dieran el carpetazo pues haberlo estirado más todavía resultaría muy forzado y cansino. Además de que a todo actor le acaba cansando lo del encasillarse más de una década en el mismo papel. Ocurrió con Friends, sucede con Aída y Anatomía de Grey,... y otras muchas series, como es lógico.

 

... DARIA.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar