Daredevil

Carece de vista, pero tiene más sentidos que cualquiera. La apuesta más destacada de Marvel en Netflix.


 

Creo que no disfrutaba tanto de un opening desde la primera temporada de TrueDetective. Una introducción magistral, con una excelente melodía instrumental en la que se contempla una ciudad emergente y que asoma alzándose gracias al derramamiento de sangre, con una aparición progresiva de la figura de la justicia ciega (alguien ha dicho "ciega"?). Una representación metafórica y brillante.

 

13 Episodios en los que a veces no sabes si estás viendo una serie friki de superhéroes o simplemente una más de esas que van de resolver crímenes en una ciudad corrupta llena de gentuza y mafiosos. Con el mismo concepto honorable de "no matar" al estilo Batman o Arrow (entre otros), este personaje intenta hacerse un hueco en el mundillo del repartir estopa a los malos, dando lecciones de evasiones precisas y resistencia a los golpes como si estuviera curtido en kevlar.

 

Consigue un equilibrio entre adaptar "la flipada del cómic" con una argumentación sostenible y creíble, como siempre dentro de los parámetros que establece su categoría.

 

Daredevil es el alter ego de Matt Murdock. Parece que desordeno los párrafos, a que sí? Un abogado ciego que forma bufete con un amigo en NY. Acaba viendose mezclado en asuntos muy turbios y negocios poco legales, gracias a esa voluntad intrínseca de intentar hacer cumplir la ley y fomentar el bien. Dado que carece de vista, sus otros sentidos se ven potenciados, además de contar con otros recursos sensoriales tales como la temperatura, el equilibrio,...

 

 

Con un entrenamiento boxeador por parte de padre y con otro marcial por parte de sensei ciego, llega a dominar la lucha hasta el punto de irritar a cualquier enemigo al que se enfrente y hacerle besar suelo hasta rendirse por cansancio. Todo un máquina este Matt. Parece críado por LaLigaDeLasSombras y que al instituto iba con Carradine.

 

Lo siento por el negro y fallecido Duncan, pero la elección de D'Onofrio como Kingpin es sencillamente perfecta. Una temporada llena de guiños, huevos de pascua y detalles calcados al cómic original lo cual aporta el mayor de los méritos por fidelizar en cuanto a adaptación.

 

Con algunas otras caras conocidas y otras no tanto. Un popurrí de talentos dispuestos a darlo todo en la Cocina del Infierno. Un acierto por parte de Netflix por haber fichado a esta producción. No es de las mejores, pero resulta entretenida. Típico hilo de pequeños casos particulares que se resuelven en el mismo episodio, a la vez que se va madurando la trama principal la cual repercutirá en próximas temporadas.

 

Bueno pues... ahora toca Jessica Jones a ver que tal.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar