Get Down

Punto de convergencia para la música Disco, el HipHop, la sociedad setentera y el ambiente callejero.


 

De nuevo otro acierto-éxito por parte de Netflix. Un tanto anotado gracias a un breve viaje en el tiempo aun más atrás que en el de StrangerThings. 6 Episodios que forman la 1º parte de un cruce de varias historias, ambientadas en el Bronx del 77.

 

Es de visionado OBLIGATORIO para todo aquel seguidor del hiphop, ya sea por una o varias de sus 4 columnas. Es imposible que escuches rap español y no hayas oido nunca mencionar a GrandMaster Flash. Gracias a esta serie podemos entender de manera resumida algunos de los sucesos detonadores del hiphop así como sus orígenes.

 

 

No existía Internet. La gente rara vez se llamaba por teléfono. Era una época en la que los jovenes tenían la curiosidad a punto de explotar y las ganas por explorar y divertirse afloraban en los barrios donde casi siempre dominaba la pobreza, los delitos y los malos rollos.

 

Duelos de bandas sociales callejeras (¿Quién no recuerda a los Warriors?), trapicheos y drogas, mafias y locales, coches lujosos, cuellos enormes y un colectivo negro casi tan valorado como el blanco yankee.

 

 

La música sirve para liberarse. Para transformarse en la pista. Ya sea a modo Travolta o a modo Gospel. Batallas de todo tipo y competiciones sanas presumiento de dotes y habilidades artísticas. Conflictos por territorios y delincuencia juvenil, entre otras cosas por decorar vagones oxidados.

 

Una voz angelical que quiere abrirse camino en el mundillo discográfico, un inteligente dispuesto a destacar a la vez que reparte poesía, negocios políticos y vinilos, muchos vinilos.

 

De las cosas que más me han gustado ha sido la fotografía, y la ambientación. Desde los planos épicos a contraluz, hasta los atrezzo de la época aliñado todo ello con música muy acorde. Sólo ha faltado ver pasar a Starsky&Hutch con su coche.

 

 

La religión también tiene sus minutos de protagonismo como era de esperar, esa fé tan presente entre los residentes de dichos barrios. Familias intentando salir adelante con poco, chavales echándole valor cuando más falta hace y calor, mucho calor. También se perciben influencias del KungFu.

 

Un final-climax estupendo poniendo el broche a una primera parte, llena de escenas rápidas, diálogos importantes y alguna que otra situación cómica, en medio de tanto follón siempre hay huecos para enseñar los dientes.

 

 

Reparto con varios rostros conocidos, entre ellos:

 

- Jaden Smith: famoso por ser hijo de Will Smith, y por sus expresiones faciales, además de haber salido en otras películas. La verdad es que aquí lo hace bien. De hecho ninguno de los importantes y referentes lo hace mal, cada uno desarrolla perfectamente su rol.

 

- Jimmy Smits: visto por ejemplo como Nero en Hijos de la Anarquía, Senador en la saga StarWars o Miguel Prado en Dexter. Uno de los más veteranos en esto de actuar.

 

- Giancarlo Esposito: Gus Fring en BreakingBad, aunque también tiene un amplio CV. Hace de pastor aportando su granito eclesiástico-obsesivo.

 

- Michel Gill: presidente de EEUU en HouseOfCards.

 

La serie es muy buena. No hace falta que te llamé la atención el mundo de los Dj´s, ni que escuches rap ni bailes break ni pintes grafitis. Tampoco es necesario pasar droga ni matar a nadie. Tú tan sólo siéntate, pulsa y el Play y disfruta de esta joya en forma de casi-documental.

 

"Shaolin es el DJ al que llamamos director,

porque Shaolin Fantastic es un hijo de..."

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar