True Detective

Brillante, épica, sublime, minuciosa y oscura.


 

Si tuviera que publicar mi Top10 de series vistas siendo adulto, esta estaría sin duda entre ellas.

 

8 episodios concentrados como el más puro de los zumos. Hablando de exprimidos, increíble la interpretación y caracterización del actor recientemente oscarizado Matthew McConaughey, que está viviendo su mejor año (2013-14), entre aparecer en Lobo de Wall Street, ganar el Oscar por Dallas Buyers Club, adelgazamientos estilo Bale, próximamente en Interstellar de Nolan, el perfil de Mud,... que bien hizo en abandonar las comedias románticas para probar suerte en otros decorados. Le ha salido el tiro acertado.

 

El tono de las voces, la crudeza de las escenas, los planos de cámara, los diálogos escogidos al milímetro, y por favor el Opening, madre mía pero que aperitivo más placentero de ver, hacía años que no disfrutaba de un Opening tanto como con el suyo, es que ni se te pasa por la cabeza usar el FFWD del mando.

 

 

Mucho tabaco, mucho alcohol, muchas drogas en general. Una investigación policial, en líneas de tiempo distintas, con saltos entre las mismas. Vestuario y maquillaje de quitarse el sombrero.

 

Para algunos ha resultado ser un todo un hype, aunque eso también dijeron de Breaking Bad en su momento. Obviamente es inevitable que lo mediático acompañe en la trayectoria y fomente su éxito, pero se ha ganado sus resultados a base de una buena receta audiovisual.

 

La serie más valorada en IMDb, después de BreakingBad y JuegoDeTronos. Quedando en mejor posición que TheWire o LosSoprano, que se dice pronto.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar