Crucero Rondo Veneciano - Día 1 - Atenas [29.8.11]

Primeras horas de un sueño cumplido.


 

Yo soy una de esas personas (de entre las que suelen viajar siempre que pueden) que tenían como asignatura pendiente viajar en crucero, independientemente del recorrido.

 

Sí que es verdad que son caros, y tienen tantos inconvenientes como ventajas, pero en cualquier caso tenía la espinita clavada de hacer al menos uno en la vida.

 

 

La verdad es que el primer día fue una verdadera paliza: Domingo hacia las 21:00, tenía maleta y todo preparado. Para la 01:00 en coche hasta la Termibus de Bilbao. de 01:30 a 06:00 viaje en bus de Alsa (con enchufes en los asientos y pantallas con el trayecto, flipante). De 06:00 a 10:00 esperar, facturar, embarcar... Vuelo que sale retrasado 100 minutos. Llegar a Atenas y directamente hacia el bus de la excursión. Excursión hasta la noche. Embarque en el crucero y directos a la cena. Después pasar por Recepción para unos asuntos y para la cama. Caí rendido como es lógico, ya no sólo por las palizas de coche-bus-avión-bus-barco, ni por los paseos en la excursión sino también por el hecho de no haber dormido en 2 días.

 

En Atenas los taxis son de ese amarillo, y algunos buses funcionan como tranvías.

 

Monte Olimpo, lo más característico. Mucha ruina y mucha piedra.

 

Llegamos al famoso Partenón de Atenea, el cual perdía algo de esencia estética con esos andamios de reforma.

 

Sin ser el más alto de los montes, el Olimpo ofrece unas vistas panorámicas de la llana Atenas en 360, de lo más increíbles.

 

La cantidad de casitas es infinita, además de mantener la homogeneidad por cuestiones de imagen histórica.

 

Una de las calles más frecuentas para compras turísticas.

 

Ya llegamos al puerto!

 

Y por fin con nuestro pase.

 

Aquí el pasillo. El camarote era modesto, ya que no nos interesaba tampoco lo más lujoso del barco.

 

Mesa.

 

Cama y ventana.

 

Vista desde la cama.

 

Desde Recepción.

 

Parte del Casino.

 

Ver la ciudad de noche y desde la cubierta, no tiene precio.

 

Que comiencen a salir las copichuelas.

 

Un ratito en la fiesta de la piscina y para la cama, que al día siguiente toca madrugar.

 

La experiencia del primer día y las impresiones de la novedad, fueron realmente buenas. A pesar del trajín y las esperas, fue un gran día, nos hizo un clima ideal y la organización del barco estaba bastante clara para quienes era su primera vez, como era nuestro caso. Aunque también es verdad que contábamos con nociones básicas contadas por cercanos que ya habían estado alguna vez en otro.

 

La excursión ofrecía entre otras cosas vistas del Templo del Olimpo de Zeus, uno de los más grandes templos de estilo corintio y del Arco de Adrián, el cual divide la ciudad griega de la ciudad nueva romana de Adrián. Pasamos por delante del monumento del Soldado Desconocido, también tuvimos la posibilidad de observar a la guardia Evzoni con sus uniformes nacionales. Mientras recorreremos la ciudad vemos la Universidad, la Academia Nacional, la Biblioteca o el Megaron Presidencial, todos ellos edificios impresionantes construidos durante el periodo neoclásico. Llegamos a la imponente Acrópolis, el antiguo templo que aún conserva vestigios de varios períodos pertenecientes a la era micénica, siglo XI A.C. cuyos monumentos principales son la Propylaia, el Templo de Atenea Niké, el Erechteion, con sus conocidas columnas con formas femeninas, las Cariátides y el Partenón, perteneciente al siglo V A.C.Lo espectacular fue la vista de la ciudad desde la Acrópolis.

 

Galería de Fotos OnLine

Vídeo

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar