Crucero Rondo Veneciano - Día 3 - Santorini [31.8.11]

La odisea de la subida a Fira y una noche de terror.


 

Fondeando frente a Fira, capital de Santorini.

 

Ya nos avisaron el día anterior en el barco, que sería un acceso un tanto agobiante: Hay 3 maneras de subir a la capital por ese lado de la isla (andando, en burro o teleférico). A pie tardas unos 30 minutos aprox, sorteando personas y burros, y en teleférico subes cómodo y en apenas 2 minutos pero tras esperar una larga cola de más de una hora.

 

No olvidemos que también nos avisaron de que ese día estaría muy concurrido, dado que casualmente se juntaron 8 cruceros a la vez.

 

Las vistas desde las terrazas son indescriptibles y únicas.

 

Gran parte de las casas, restaurantes y tiendas se asientan sobre la ladera vertical.

 

Tras la sudada de la subida, una simple botella de agua fría supuso todo un alivio.

 

Tras regresar, comer, ducharnos, descansar y arreglarnos, acudimos a la zona de maquillaje ya que esa noche tenía como temática el terror, y nos aventuramos a caracterizarnos para disfrutar aun más del ambiente.

 

En apenas 3 minutos te mutilan toda la cara jajaja...

 

Este fue el resultado.

 

Tras la cena y la fiesta de la discoteca, paseo por la cubierta acabando en la popa disfrutando del impulso de las hélices.

 

Y antes de ir a la cama... ducha para quitar todo ese maquillaje que si no dejo la almohada como un payaso.

 

Lo que vimos de Santorini fue poco, pero bonito. Omitiendo el trayecto hasta la cima, las vistas de Fira son impagables y sus tiendas entre callejuelas son de lo más divertido y variado. Unas colas enormes para el teleférico, unos burros independientes que suben y bajan todo el día, una costa que hacía las veces de parking de cruceros y una noche terrorífica en la que no faltó "El baile del cuadrado" en la discoteca.

 

Galería de Fotos OnLine

 

Santorini

Noche de terror

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar