Crucero Rondo Veneciano - Día 7 - Venecia [4.9.11]

Góndolas, Plaza San Marcos, callejuelas inundadas y precios altísimos.


 

Ya nos avisaron la víspera, que merecía la pena madrugar para ver el recorrido que hace el barco mientras se adentra en la ciudad hasta que atraca. Además, nos iban explicando los edificios y zonas que ibamos pasando.

 

Las vistas eran alucinantes. Además, como la velocidad era bajísima, daba tiempo a apreciar todo perfectamente.

 

Segun llegamos a la zona concurrida, nos subimos a una góndola, acto de rigor que si vas a Venecia y no haces eres un insensato. Son caras, sí, pero es lo que hay.

 

Después del recorrido por los canales, teníamos algunas horas para perdernos por las callecitas llenas de negocios, de las zonas elevadas con asfalto.

 

Supuestamente, éste, es el único puente desde el que se puede apreciar claramente el campanario de San Marcos.

 

Los puertos de los transportes públicos, estaban tal que así.

 

Esta tienda de madera me recuerda a otra que vi en Roma en 2009.

 

Aquí las porciones de pizza son más grandes que una entera pequeña de Telepizza.

 

De vuelta a San Marcos, junto a las cientos de palomas.

 

Ya por la tarde, finalizando la visita y prácticamente culminando el disfrute del crucero.

 

Señores, vayan preparando sus maletas en el pasillo que mañana toca retirada y regreso a la vida real.

 

De Venecia poco tengo que comentar. Se necesita mucho más tiempo para exprimirla sus recónditos rincones, pero al menos la espinita de visitar el par de sitios míticos y más turísiticos te la quitas, además del paseo en góndola que es algo muy elegante y tranquilo. La ciudad en sí es tan romántica como cualquier otra italiana, tiene esa etiqueta de ser referencia para muchas cosas pero en el fondo es una ciudad más. Su punto fuerte es el hecho de no tener carreteras ni accesos asfaltados, sino que canales por todos lados únicamente transitados por lanchitas y góndolas.

 

También sucede que después de llevar toda una semana de sol y altas temperaturas justo en este último día (y siendo la ciudad que más ganas teníamos) bajaron considerablemente además de llover en algunos momentos. Que si esto lo juntas a la sensación de que ya se acababa el viaje y las vacaciones, a que si llevamos un cansancio en el cuerpo de toda la semana que no podíamos con él, etc...

 

Galería de Fotos OnLine

 

Venecia

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar