Tenerife IV - Siam Park [4.11.12]

Desde la corriente más tranquila, hasta la bajada más en picado, pasando por los oscuros túneles curvos.


 

Siam Park, el parque acuático que cumple algunos records, ocupó dos de nuestros 10 días en la isla. Se comenzó a construir en 2004, empezó a funcionar en 2008. Creado por los mismos que fundaron Loro Parque. Pongo alguna fotillo y acabo comentando una a una las atracciones.

 

Por suerte, ni hubo colas ni mucha gente dentro.

 

Lo que más llama la atención desde la entrada, tres de las atracciones más importantes y altas.

 

A elegir, entre flotadores individuales...

 

... dobles...

 

... o cuádruples.

 

Luego también hay una especie de esterillas azules para deslizarse tumbado.

 

 

 

Atracciones:

 

- Tower of Power: La bajada en picado, la de mayor nivel. La más vertical, y la única sin flotador. Posando las manos sobre los hombros opuestos, cruzando las piernas y sin levantar la cabeza. Toda una experiencia que me hizo acordarme del Huracán Condor de Port Aventura, y similares. Apenas eres consciente de por donde vas o de lo que acontece, por la postura, pero disfruta la caida de una manera difícil de describir con palabras. Alcanzas bastante velocidad.

Al final, pasas por un tubo que va por encima del del paseo en Mai Thai River, y ambos atravesando una piscina con tiburones y otros peces.

 

- Jungle Snakes: Cobra, Pitón, Víbora y Boa. Tubos en los que serpentear (valga la redundancia). Cada una diferente al resto. En la Cobra es la única en la que no puedes con flotador dual. La Boa es la más oscura. La Pitón es en la que sales más despejado y al aire. Y la Víbora creo que era la única con salto. Son una gozada.

 

- Kinnaree: El más nuevo de los de adulto. Tiene un trayecto antes de empezar bastante largo, además de unas cuantas escaleras, pero la ocasión lo merece. Hay que tirarse en cuádruple. Destacan dos caidas, sobre todo la segunda que es la más empinada y vertical, dejándote bien alto en un embudo enorme y acabando en su desagüe tras zigzaguear. Quizá la segunda más brusca.

 

- The Dragon: Similar al Kinnaree, con un embudo aun mayor aunque sin conseguir tanta pendiente. Lo que impresiona de estos es el quedarte por unos momentos elevado casi hasta el tope de la atracción, dando la sensación de salir disparado o de volcar sobre sí mismo el flotador.

 

- The Giant: La única con recorrido simétrico, dos bajadas simultáneas. Para individual o doble. Un viaje por el interior de un tubo acabando en un remolino con desagüe.

 

- Vulcano: Y hablando de remolinos... este es similar, sólo que es en cerrado y requiere cuádruple por su amplitud.

 

- Mekong Rapids: Seguramente el de recorrido más duradero, pero extremadamente leve. En cuádruple diferente (ir sentados por dentro como en una balsa de emergencia, en vez de cada uno en su agujero). Curvas y rápidos inclinados, pero todo muy suave, aunque se disfruta más por resultar un paseo "largo" que por la tensión como pasa en otras.

 

- NagaRacer: Los carriles azules en los que deslizarse tumbado bocaabajo, donde el truco para ser el primero en llegar es el impulso inicial con las rodillas y mantener las piernas para arriba durante la bajada. Cada bajada es distinta, a veces llaneas mucho y en otras retienes por debajo un exceso de agua que te cubre y no te deja ni ver lo de delante.

 

- Mai Thai River: Este es más largo que el Mekong sin duda, pero es que apenas lo cuento como atracción. En individual o doble, puedes ir tranquilo tumbado, acelerando con los brazos mientras rebotas y coges impulso con las piedras de los costados, nadando normal,... a tu aire. Recorres gran parte del parque pero apenas ves nada, por la excesiva vegetación del entorno. Hay un separado tramo de descenso por rápidos pero que parecen estar hechos para niños de lo suaves que son, al igual que el ritmo y velocidad de la marea o corriente, que de lo pobre que es hay veces en las que no avanzas nada de nada, salvo que nades. Casi al final, pasas por un tubo en el que los tiburones te pasan por encima en una piscina, al igual que los que se tiran desde el Tower por otro tubo.

 

- The Lost City: Una barraca y ginkana al aire libre, para los niños.

 

- Sawasdee: Con toboganes y embudo, pero para los más pequeños, más aun que Lost City.

 

Lugares:

 

- Mercado flotante: Multitud de tiendas para alimentación, ropa o souvenirs. Incluso tienen una exclusiva de Billabong.

 

- Siam Beach: El recinto con el restaurante y las hamacas (para la arena natural) donde está el famoso Wave Place, donde en tandas de 20 minutos recrean olas cual mar natural.

 

Hecho en falta lo de que hagan fotos en las atracciones, para después tener el recuerdo. Ni una sóla atracción tiene, que raro. O te vas con las cosas en plan paseo y fotografiar el recinto, o vas sin nada (sólo con el bañador, ni toalla ni calzado) para disfrutar. Me quedo con Kinnaree y Tower como adrenalina, Naga como risas y las Snakes como las de descenso.

 

Lo que menos me gustó es el hecho de tener que pisar vete tú a saber qué, a la hora de meterte en los baños repartidos por el parque. Estás todo el día mojándote asi que acabas meando varias veces seguro.

 

Galería de Fotos OnLine

Vídeo: Siam Park

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar