Battlefield 3

Increíble título y grandioso videojuego. Nota: 9,0.


 

Sí, ya sé que hace mucho que salió. Llevaba mucho tiempo con él en la mirilla. Por temas de actualizaciones de la consola, este es uno de los títulos que se me ha demorado mucho más de lo que hubiera querido, ya que no tardo en catar ciertas sagas cuando sacan nueva entrega y esta es una de ellas, además de que los FPS son mis preferidos como sabéis.

 

Se me ha hecho corto, te lo puedes completar en una tarde perfectamente. De hecho lo superé dos veces, la primera en Normal y luego en Fácil (para ir a lo cómodo y revivirlo en plan héroe).

 

 

La historia es bien variada y pega saltos cronológicos asi como geográficos. Nos ponemos principalmente en la piel del soldado norteamericano Blackburn el cual es interrogado por unos agentes de investigación. Segun mantienen la conversación, van sucediendo los acontecimientos a modo de recuerdo por parte del interrogado, como si de un relato bélico confesado con detalles se tratara.

 

Los gráficos no son buenos... son brutales! Rozan el realismo y las texturas consiguen una imagen que muchas veces se confundiría con un vídeo grabado de algo real. Cuanto mayor es la perfección de lo gráfico y visual mayor es la integración en la escena y más impacto causan los sucesos. La experiencia del juego es difícil de explicar con palabras. No pasa inadvertido para nada. Un aplauso para el departamento responsable de lo visual.

 

Y por lo que he podido ver por Internet, el modo Multijugador supera aun más al Campaña, que ya es decir.

 

 

La fase entorno a un chalet me recuerda al Counter Strike. Aplastas enemigos con vehículos. Disparas desde un caza en pleno vuelo a otros que te atacan y persiguen, lanzas misiles a tierra con la ayuda del radar, marcando al enemigo con láser para que las bombas JDAM hagan su trabajo allí donde señalen los infrarrojos.

 

El famoso cóctel de rusos y bombas nucleares. Ametralladoras pesadas que revientan lo que alcanzan en su trayectoria. Te tiras en paracaídas mientras divisas unas nubes casi reales. Conduces tanques y disparas a otros desde el tuyo. Escenas de interactuar solamente con ciertos botones en cierto momento. Una visión personal y cámara en primera persona que se agita en forcejeos o explosiones (sólo falta que vibrase físicamente la pantalla). Los sonidos y las voces en 2º plano, esa acústica secundaria que tan bien integra. El doblaje bien enfatizado. La crudeza de los disparos y la repercusión de segun donde te den, teniendo en cuenta la precisión de la IA para tu daño.

 

Por todo eso y mucho más... me encanta el Battlefield 3.

 

Tráiler original en VOSE

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar