Blur

 


 

Fórmula matemática: "Mario Kart" + "NFS" + "BurnOut" = Blur. Nota: 8,6.

 

 

El aclamado videojuego de Activision que salió hace meses, me ha dejado un muy buen sabor de boca.

 

Estás aburrido de que todos los juegos de coches sean iguales, carreras y más carreras? Intentando hacer más reales las carrocerías de los vehículos y recreando más fielmente las pistas y circuitos? Bah, eso no tiene nada que con la "flipada" y fantasmada que te ofrece este título. Un mundo fugaz lleno de luces en los que tienes que comer si no quieres que te coman, y no sólo me refiero a terreno.

 

Resulta que aparte de lo típico de carreras y demás tópicos, en este juego puedes recordar el encanto de los Mario Kart, en donde tu coche además de vehículo es un arma (u objetivo, según la situación) y tienes que hacer uso de elementos que te facilitarán la labor de llegar primero e intacto a poder ser.

 

Se llaman "potenciadores", y son 8:

 

- Rayo: Lanza descargas de PEM delante del pelotón y aturde a cualquier coche que las cruce.

- Mina: Se puede lanzar hacia delante o dejarla caer hacia atrás. Explota al impactar y hace perder el control.

- Empujón: Ataque a corta distancia que aparta de ti a otros vehículos o que te defiende de otros ataques.

- Proyectil: Dispara varias descargas de proyectiles que causan serios daños y obligan a los coches a girar bruscamente.

- Descarga: Lanza un misil teledirigido que vuelca los coches. Disparándolo hacia atrás puede servir de defensa.

- Nitro: Un acelerón. El nitroso que nunca puede faltar.

- Escudo: Te protege del impacto de los potenciadores y del daño por colisión.

- Reparación: Recupera la vida del coche. Esencial cuando el daño es grave.

 

Las pruebas pueden ser de Carrera, Destrucción, Puntos de control o Uno contra uno. No hay mucha dificultad. Segun vas ganando pruebas, vas desbloqueando distintos coches, cada uno especial para determinada prueba, se les pueden aplicar y comprar mejoras, algunas carrocerías pueden incluso ser repintadas al gusto, en cada nivel hay un jefe que posee un gran coche y ganarle supone haber superado el nivel en su mayoría o totalidad.

 

Aquí puedes portar 3 potenciadores, ya que uno sólo se quedaría como muy básico y bajaría la diversión. Puedes alternar entre ellos sin tener por qué usarlos en el orden de recogida. Te los vas encontrando por la carretera, a modo de barrera para que tú decidas en que carril ponerte y cual coger. Para aprovechar el rayo espera a que te roben el liderazgo en marcha. La mina resulta más útil si miras al retrovisor para saber cuando lo tienes justo detrás a ese que no paraba de acechar con amagos de adelantamientos y golpecitos en el maletero. El empujón te abre paso entre los agobiantes que te cierran en curvas o en rectas en las que quieres adelantar, y si lo usas en el momento justo te hará de escudo ante cualquier potenciador ajeno. Los proyectiles por defecto son 3 pero puedes ampliar el número con mejoras, son por separado armas de poco daño pero acertando todas resulta muy útil. La descarga es de los mejores, ya que apenas hay que apuntar, salvo que lo dispares contra una pared o muy muy desencaminado, perseguirá al elegido hasta dar con él y hacerle dar una voltereta en el aire mientras se incinera. El nitro no sólo vale para rectas en las que hacer un sprint, también te puede enderezar y sacar de un trompo en las curvas muy cerradas. El escudo es de los más sosos a pesar de resultar útil, dura unos segundos y no le afecta nada. La reparación te pone el coche a tope de salud, estés como estés.

 

Los toques de NFS (NeedForSpeed) son por los tipos de coche y el estilo de conducción, aunque tranquilamente se puede asemejar a una gran cantidad de otros títulos también de conducción y/o simulación. Y las salpicaduras de BurnOut, son debidas a la agresividad y adrenalina que supone el manejar el pad en las pruebas. No sólo se trata de tomar bien la curva o de aprovechar rebufos, hay que ser un cabrón y no ganar por habernos puesto primero sino por haber puesto en segundo puesto al rival. Me ha gustado mucho, me ha parecido algo totalmente distinto a lo anterior que he probado con ruedas, y a pesar de tener toques y aliños de otros juegos anteriores y más conocidos, no deja de sorprender la parte gráfica y la jugabilidad. Tiene un estilo visual muy atractivo, te sumerges en neones por doquier, colores llamativos y chillones, explosiones, rayos, fuego y curvas, muchas curvas!

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar