GTA V

La fórmula que vende. Nota: 9,1.


 

Es que es ver a Michael,... pensar en Rockstar... y no poder evitar acordarme de Max Payne. Paranoias mías. Hacía tiempo que no cogía en serio la consola. Prácticamente me he pasado el verano entero sin tocarla. Ya sabeis, etapas.

 

Confieso que normalmente no juego a este tipo de títulos, donde necesitas de mucho tiempo para completarlo totalmente, literalmente hablando. Mundos abiertos y misiones paralelas. Ni recuerdo cual fue el último GTA que probé realmente, con eso os lo digo todo.

 

A pesar de mi afición por los shooters, decidí darle una oportunidad a éste dado que el revuelo que había montado en las redes sociales era casi mayor que el de Breaking Bad y su culminación (hostias, tengo que hacer también una entrada sobre esta serie!). Si había tanto fan... por algo sería no?

 

Siendo sincero, le cogí enseguida el truco al ritmo del juego y su trama, y segun iba avanzando más me iba enganchando y más consciente era del motivo y causa de tal oleada de fans. Hablando claro, es un juego realmente bueno, muy bueno.

 

 

Los 3 protagonistas: Eso de "3" ya es una novedad de por sí, además de que aumenta la jugabilidad y el dinamismo de manera exponencial, haciendo que se relacionen entre sí o que las acciones de uno acaben en consecuencias para los otros.

 

Michael, el rico que sólo tiene cosas que se pueden comprar con dinero, carente de una familia que le aprecie, metido en chanchullos varios y especialista en robos.

 

Franklin, un cleptómano en potencia que desde bien joven demuestra su valía. Crece socialmente en poco tiempo y se le da bien resolver problemas.

 

Trevor, un hijo puta muy loco que más te vale no hacerle cabrear. Le da igual todo, sólo piensa en él, sin modales ni higiene. Pero eso sí, con el valor suficiente para llevar a cabo cualquier golpe en el que le incluyan.

 

 

El mapa: Podría parecer pequeño en cuanto a dimensiones físicas dentro del juego pero lo cierto es que es bastante amplio para variar la trama y contiene multitud de tiendas ya sean de ropa y armas, algunas misiones paralelas, zonas de deportes, aeródromos, propiedades para comprar, desierto y llanuras, autopistas kilométricas,... Para desenvolverte con soltura por sus distintas partes y disfrutar del libre albedrío con tu personaje, sobre todo cuando vayas en un vehículo.

 

 

La IA: Me encanta. La manera en la que intervienen e interactuan los demás en tu escena, desde el ciclista que te intenta adelantar a ti mientras vas en moto, hasta el policía que te apunta con su arma mientras te sugiere la rendición. Desde los que huyen de ti tras desenfundar y usar un gran calibre hasta las bailarinas que te llevas a casa tras una sesión privada. El entorno semi aleatorio que hace de relleno con tráfico y personas, ruidos y obstáculos. Este juego no sería nada sin ellos.

 

Una manera comodísima de alternar entre los hilos de la trama, un sistema de armas bien escogido y muy ordenado, unos diálogos bien crudos y reales y a pesar de todo... aun con todo lo mencionado... unos gráficos estupendos para otorgar una guinda de realismo impresionante. Ya sea sobrevolando la ciudad, cruzándola velozmente en un deportivo recien robado o estando de paseo por la acera entre bots.

 

Las bombas adhesivas dan un juego brutal. Adoro ir sin frenos pase lo que pase. Aterrizar aviones en medio de la ciudad tiene su aquel. ¿¿¡¡A qué esperas para probarlo!!??.

 

Ahora en serio. Me ha parecido una gran experiencia y estoy totalmente de acuerdo con todos esos frikis y fans que posaban con su caja en sus muros. Cuando salga el siguiente no esperaré a ver si hay revuelo o no, lo jugaré directamente.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar